8 abr. 2010

Martes 17 de Noviembre

Quien pudiese adivinar lo que se desarrollaría a continuación. Me gusta pensar en aquel día y dejar bien en claro que había cierta mágia en el aire.

Era el día en el cual yo me iba a encontrar con la linda e inteligente chica del tren. Los martes solía tener a un profesor bastante aburrido así que decidí ir a RadioTEA para dar mi presente e irme.
Hasta el día de hoy Denise no sabe que yo solo di el presente(mira por donde te lo venís a enterar bebe), acto seguido me fui al Havanna que esta a la vuelta de donde estudio, me tome 1 café, 1 cortado y 1 latte, ya no sabía en que gastar mi tiempo y para colmo era una bola de nervios viviente.

Ella salia a las 9 y yo intente hacerme desear con patéticos 5 minutos de retraso. Acto seguido llegué y ella recién salia así que ahí murieron mis 5 minutos, como olvidar esa hermosa camperita, ese flequillo y un maquillaje que terminaba de dar el toque de la princesa mas bella y deseada. Me presta su cara suave como algodón para besarla y mi frenesí solo permitió que descargue un beso inocente en su blanca mejilla. No estábamos solos, mi amiga Mariana y un grupo de gente que se disperso apenas sintieron la conexión de nuestras miradas. Nos disponemos a caminar hacia la estación de Once y hablamos (si se puede llamar hablar), mi lengua se puso en piloto automático y mi cerebro emanaba distintas estrategias para besar a la chica que hoy en día es la titular indiscutida de mi corazón.

Los ruidos urbanos se mesclaban: frenos de colectivos, gente intercambiando frases, baldosas flojas, autos vienen y van, las luces de la ciudad, carteles y una atmósfera que me aprisionaba el pecho. Disfrazo todo tipo tipo de nerviosismo con frases trilladas y humoradas como (memoria corto plazo) para zafar de mi bloqueo.

me mira y yo me pongo La estación de Once se impone ante nosotros amenazando con mi fantasía de besar a mi bella interlocutora, entramos en la estación y me detengo enfrente del local de TODOMODA. Deniseincreíblemente colorado, empiezo a balbucear lo que va a ser mi "discurso" antes del beso, empiezo a pensar automáticamente que ella me va a negar lo que tanto deseo. Me detengo y dejo de decir lo que decía y ella me sonríe y lo primero que se me vino a la cabeza lo dije sin filtrar, no mas miedo Jonathan adelante! le digo:
- ¿Cómo era en "Hitch"? ¿90 y 10?
Me acerco en total un 75% y ella sale a mi encuentro. Ahí si cerré los ojos y me deje llevar por toda la pasión guardada se libero furiosa y allí en ese ambiente cálido y húmedo se encontraron nuestras lenguas y se convirtieron en pareja y nuestra piel por fin se convirtió en una sola, las caricias no faltaron y un abrazo que dejó en claro que esto era nuevo para mi.

Amor te dejo seguir desde acá.

Jon

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog