21 mar. 2010

Martes 17 de noviembre 2010

Ese martes era una fecha complicada para mí. Era el cumpleaños de mi ex novio quien me había roto el corazón, y además tenía que rendir un parcial CRUCIAL en el cual se definía si promocionaba la materia o me iba a final. A pesar de todo, algo había empezado a iluminar mi camino, estaba llena de positividad y buena energía. Fui a rendir toda coqueta y sonriente, la única alumna de todas las comisiones que tenía una sonrisa de oreja a oreja... ¿saben por qué? Había coordinado con Jonathan para vernos después del parcial. Nos encontraríamos en Once, como la primera vez, y yo iba a estar acompañada de mi compañera Mariana.
Sin embargo, termino el parcial, lo entrego, espero a Mariana y... me llega un mensaje de Jony... pensé "ufff, este ahora cancela" pero no... decía..

SMS de Jonathan (21:10pm):
Estoy en la puerta

¡LOS NERVIOS DE PUNTA! Todo ese vértigo que tenía suspendido por el examen me bajó de golpe con la ansiedad y la curiosidad de reencontrarme con ese chico que tanto me había fascinado del tren. Le digo a Mariana que su amigo estaba en la puerta y me dice "jajaja, nunca en su vida fue capaz de venir a buscarme... qué le habrás hecho"

Salimos... y ahí estaba. Con una remera negra, y la mochila... esperando. Recuerdo el detalle de la mochila, porque cuando lo conocí usaba un morral de cuero. En fín, lo saludo con un beso en el cachete, y junto con su amiga y unos compañeros más, emprendimos camino hacia la estación de Once. Empezamos a caminar por Azcuénaga todos juntos, cruzamos Paraguay y Mariana seguía hablando con nosotros... hasta que en Córdoba y Pueyrredón sin querer queriendo calculamos mal el tiempo del semáforo y mientras que todos los demás habían cruzado, nosotros nos quedamos ahí... del otro lado... charlando.

Jonathan estaba muy nervioso, se olvidaba de las cosas que iba a decir a mitad de oración, pero safaba con frases divertidas como... "memoria a corto plazo" en tono gracioso. Y así, entre risas y sutiles armas de seducción, esas cuadras fuero hermosas, a pesar de ser de noche y en uno de los barrios más peligrosos de Capital Federal. Seguíamos solos, veíamos cómo Mariana y los otros chicos seguía caminando a la distancia y llegamos a la estación... con varios metros de distancia con el otro grupo... estábamos yendo a sacar boleto cuando....


(le dejo el relato más especial a Jony: amor lucite)


Denise.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog